Las peripecias de las Cortes para encontrar su sitio

Hasta 1850 las Cortes no tuvieron una sede estable. Durante la primera mitad del siglo XIX fueron ocupando conventos, iglesias y teatros, acuciadas por la invasión napoleónica, primero, y por Fernando VII y su actitud veleta hacia la Constitución, después. La sede de la soberanía nacional tuvo que esperar a la muerte de este Rey para llegar a tener una dirección definitiva. Seguir leyendo “Las peripecias de las Cortes para encontrar su sitio”